NOTICIAS

La franquicia española cruza el charco

La franquicia española cruza el charco

Varios representantes del mundo de la franquicia en Iberoamérica y Estados Unidos expusieron la situación de la franquicia en sus países en la jornada previa a la inauguración de Expofranquicia 2019.

Por todos es sabido el éxito que grandes marcas españolas cosechan al otro lado del Atlántico. Inditex es una referencia mundial en el mundo de la moda, y las marcas del Grupo Restalia triunfan allí donde deciden desembarcar. Pero también es posible llegar a buen puerto con un pequeño velero, siempre y cuando los tripulantes de la embarcación conozcan los peligros a los que se enfrentarán en la travesía.

Metáforas marinas aparte, Latinoamérica y Estados Unidos son destinos muy a tener en cuenta si se quiere internacionalizar una marca. Sin embargo, no todas las zonas de los continentes americanos presentan las mismas características. Para conocer las peculiaridades de cada región, varios representantes de Front Consulting International participaron en la jornada ‘La Franquicia en USA e Iberoamérica’ en Madrid el 3 de abril, la víspera de la inauguración de Expofranquicia 2019 y del Congreso Mundial de la Franquicia que se ha celebrado en la capital de España hasta el 6 de abril.

MÉXICO, LA PUERTA DE ENTRADA A ESTADOS UNIDOS

Con este título definió Enrique Alcázar, de Alcázar y Compañía, la situación de la franquicia en su país. México cuenta con una sólida base de marcas franquiciadas, hasta las 1.300, y ocupa el quinto lugar mundial en este sentido. Además, el 85 % de sus enseñas son de origen nacional y, en total, suman 80.000 puntos de venta.

En definitiva, un país que cuenta con grandes oportunidades de inversión, donde la franquicia crece año a año y que cuenta con 32 núcleos urbanos con más de 500.000 habitantes. Por sectores, el de Alimentación (35 %) y el de Salud y Belleza (14 %) ocupan las primeras posiciones en número de establecimientos.

ESTADOS UNIDOS, UN GIGANTE MUY BARATO

Estados Unidos es el país de las oportunidades en el imaginario occidental. En el mercado de la franquicia no iba a ser menos, pues. Entre sus características más notables, la primera potencia mundial destaca por contar con una regulación completa y detallada sobre los derechos y obligaciones de franquiciadores y franquiciados.

Las cifras de negocio asustan: el mercado de franquicias americano cuenta con 759.000 establecimientos, que emplean a 8 millones de personas al año y facturan 757.000 millones de dólares anuales, lo que coloca al país en la cima mundial de la franquicia pese a que existen más restricciones. “Las responsabilidades en Estados Unidos son más que en Latinoamérica en materia de derecho laboral o igualdad”, explica Fernando Portillo, miembro de FCI en Estados Unidos y Puerto Rico.

Lee también: "Convención Anual de FCI culmina con rotundo éxito" 

Enfocados en el mercado puertorriqueño, Portillo destaca las bajas tasas que el país presenta para el tejido empresarial y que afectan al impuesto sobre la renta, que tan solo asciende al 4 % o a los dividendos, que presentan una reducción del 100 %.

CENTROAMÉRICA, UN TERRITORIO POR EXPLORAR

Todas las tendencias que marcan los entornos de la franquicia en Latinoamérica y Estados Unidos encuentran su antítesis en esta región formada por ocho países -Costa Rica, Panamá, El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Belice y República Dominicana- y que puede ser un lugar donde “experimentar para después dar el salto a México, debido a sus grandes similitudes”, tal y como expone David Rivera Sikaffy, representante de FCI en la zona.

Unos costes bajos, la unión aduanera entre varios países, una población joven (el 60 % está por debajo de los 25 años) y una relativa estabilidad en los valores monetarios de la región son las características principales del mercado centroamericano, donde el 90 % de las franquicias son internacionales, mientras que solo el 10 % de las enseñas fueron fundadas en la región. Entre los países de la zona, algunos como Belice son “vírgenes casi por completo”, explica Rivera.

BRASIL PRIMA EL PRODUCTO NACIONAL

Por último, y no por ello menos importante, Brasil es un país distinto dentro de Latinoamérica. No en vano es el único de habla no hispana y tan solo el 5 % de sus franquicias son de origen extranjero.

La idiosincrasia del mercado brasileño, con más de 3.000 marcas nacionales franquiciadas, inclina a Paulo Mauro, representante de FCI en el país, a desaconsejar un desembarco mediante un máster franquiciado a nivel nacional. “No es fácil entrar en el mercado brasileño. Por ello, aconsejamos dividir por regiones o comenzar abriendo establecimientos propios” para probar la viabilidad del negocio, explica.

Fuente: emprendedores.es