NOTICIAS

¿Es la franquicia un sistema de relaciones humanas?

¿Es la franquicia un sistema de relaciones humanas?

Habitualmente sigo a dos CEOs de instituciones que se dedican a trabajar sobre la relación franquiciante-franquiciado. Ellos pertenecen a dos países donde la franquicia tiene una valoración importante: Australia y Brasil. Nadie puede negar de esto, pero; podrías preguntarme ¿por qué no me pasa lo mismo con renombrados expertos americanos? Y la respuesta es porque quizás los “Ozzies” (Oz es el sobrenombre cariñoso e irónico de Australia) y los “Brazucas” tienen una cultura más parecida a la nuestra. 

Tanto Greg Nathan, del afamado Franchise Relationships Institute, como Adir Ribeiro de Praxis Business, han dedicado sus profesiones a las relaciones de las personas en las franquicias. Fueron ellos los que me reafirmaron mi concepción que la franquicia es un sistema donde las relaciones humanas prevalecen a cualquier otra. 

La base de las relaciones en las franquicias es LA COMUNICACIÓN. La interacción humana seguirá siendo fundamental para el éxito de franquiciantes y franquiciados y ella no podrá ser nunca suplida solo por la tecnología. 

Hablar, plantear problemas, escuchar y tratar de entender al otro, comprender el contexto más allá del negocio, pero también asistir, aconsejar, motivar, facilitar y hasta controlar, son todas cuestiones propias de las relaciones humanas. Todo ello conlleva a generar sentimientos de pertenencia en lugar de la libertad individual. Y esto debiera ser la franquicia.

Varias veces he comprobado que un franquiciado no muy contento con el rendimiento económico de su franquicia, pero que se siente acompañado y asistido por la franquiciante, se queda en la cadena y eso, mayormente es porque los BENEFICIOS NO ECONOMICOS de permanecer son también muy valorados. En esto sí, las franquicias americanas son expertas, casos como Mc Donald´s o RE/MAX, donde el sentido de pertenencia de los miembros de la cadena sobresale. Me ha tocado asistir a convenciones de estas marcas y ver la euforia y el orgullo de su gente por ser parte. Pero también lo notas diariamente cuando hablas con sus empleados, agentes, franquiciados o los mismos directivos.

En esta época de crisis económica y sanitaria, el soporte psicológico del franquiciante debería ser muy importante y este también hace a las relaciones humanas. Si hay algo que la pandemia nos ha enseñado a todos, es el terrible impacto que el estrés y la incertidumbre pueden tener en la salud mental de las personas. Es vital destacar el importante papel que tienen la vitalidad personal, las redes sociales de apoyo y la resiliencia psicológica para el éxito empresarial.

 

Carlos Canudas