NOTICIAS

Latinoamérica crecerá un 2,2% en 2018, según la Cepal

Latinoamérica crecerá un 2,2% en 2018, según la Cepal

La Cepal prevé que el mayor dinamismo de la demanda externa aportará estímulos a la actividad económica en la región 

Las proyecciones de actividad para la región se dan en un contexto internacional más favorable, aunque persisten importantes incertidumbres relativas a las tendencias proteccionistas, la dinámica financiera y riesgos geopolíticos.

Latinoamérica sigue creciendo. La economía de los países de la región registrará un incremento de 2,2% en 2018, según las últimas estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) divulgadas hoy a través de un comunicado.

Lee también: Las franquicias extranjeras miran a España

El crecimiento en 2018 mostrará dinámicas heterogéneas entre países y subregiones, en línea con lo que sucedió en años anteriores. Sudamérica crecerá un 2% (comparado con el 0,8% registrado en 2017), como resultado del mayor dinamismo que presentará Brasil, cuya economía repuntará un 2,2%. Asimismo, se acelerará la actividad económica en los países que venían creciendo a tasas moderadas: Chile con 3,3%, Colombia con 2,6% y Perú con 3,5%.

Mientras tanto, para las economías de Centroamérica, la Cepal mantiene la previsión de una tasa de crecimiento del 3,6%, por encima del 3,4% anotado en 2017. Entre los países latinoamericanos, Panamá será la economía con la mayor tasa de expansión, ya que registrará un alza de 5,6%.

República Dominicana, por su parte, crecerá un 5%, que es la misma tasa que se prevé que alcance  Nicaragua. Para el Caribe de habla inglesa, en cambio, se proyecta un aumento promedio del 1,4% para 2018, mayor que el 0,1% que evidenciaron en 2017.

En general, el mayor dinamismo de la demanda externa aportará estímulos a la actividad económica en la región. Asimismo, la demanda interna jugará un papel importante en la aceleración del crecimiento, aunque con diferencias entre componentes, señala la Cepal. En particular, y aun cuando seguirá siendo bajo, se espera un mayor aporte de la inversión, en comparación a lo que ha sido en años anteriores, mientras que el consumo privado seguirá siendo un motor relevante de la demanda interna.

Fuente: modaes.com