NOTICIAS

Franchising boliviano, entrando en la segunda etapa de su vida

Franchising boliviano, entrando en la segunda etapa de su vida

Terminada la última Feria Internacional de Franquicias (FifBo 2018) es tiempo de una repensar lo que viene, y esto involucra a todo el sistema. Y me refiero a las empresas que obtuvieron franquicias del exterior, otorguen o no franquicias en Bolivia, a los que ya son franquiciantes y franquiciados, a los consultores, a la Cámara de Franquicias (CAFRAN), a los que organizan la propia feria, proveedores y hasta los académicos que hablan del tema.

Los primeros 5 años de la aplicación del sistema de franquicias en cualquier país son duros, comienzan con la venida de las marcas internacionales y de a poco van aplicando el sistema las empresas nacionales. En el ínterin también se forman las asociaciones o cámaras de franquicias (generalmente de la mano de consultores) y se hacen eventos (charlas, ferias, ruedas de negocios, etc.) para ir difundiendo de que se trata el franchising. Todo esto ya ocurrió en Bolivia.

Entiendo que el punto de inflexión para el comienzo de una segunda etapa, fue la última feria de franquicias, donde pude concluir que es momento de una necesaria participación de todos los implicados en el sistema. Por supuesto que la que debe coordinar este nuevo ciclo debe ser CAFRAN, pero eso no nos quita responsabilidad a todos los que formamos parte del sistema, seamos asociados o no de la Cámara.

 

Lee también: Bolivia aparece por primera vez en el top 30 de desarrollo retail a nivel global

En este sentido, además de divulgar las bondades del sistema, debemos comprometernos más con el buen desempeño del sistema en Bolivia, porque quieran o no, una mala imagen del mismo, perjudicará a las que ya lo están aplicando y a los próximos por venir. Entonces ¿Cómo puedes participar para mejorar la performance de las franquicias en Bolivia?

Divulgar el sistema, participar en los eventos, mostrar tus casos de éxitos, contar la experiencia que tuviste como franquiciado, anunciar las aperturas de sus franquicias, concurrir a las ferias del sector, ya sea con un stand o con una charla, o como mínimo, visitarla. Ayudar a otros a que se expandan de la mano de las franquicias, asociarte a la Cámara, divulgar los eventos relacionados, aconsejar a quienes buscan adquirir una franquicia y conociendo su inteligencia, aportar nuevas cosas.

Quienes piensen que todavía son pocos, se equivocan. Muchas empresas han tomado franquicias internacionales de Estados Unidos, Argentina, Brasil, Perú, Chile, España y de otros países. Muchas otras nacionales han desarrollado sus modelos de franquicias y ya lo aplican en todas las ciudades del país, por lo tanto, están también los franquiciados de La Paz, Cochabamba, Sucre, Oruro o el mismo Santa Cruz. A ellos le sumamos todos sus proveedores y sus colaboradores.

Este es un sistema que llegó para quedarse en Bolivia y que triunfará como tal, como lo está haciendo en todo Latinoamérica y el mundo. Los negocios tienden a formar redes y aprovechar todo su potencial, pero si lo hacen de la mano del franchising, debe haber una participación y un compromiso para que no se hable mal de él y que su impacto sea positivo en la gente y en los que estamos, que fuimos los pioneros. Demos el ejemplo entonces, para los que vengan después.

 

Carlos Canudas

Consultor en Franquicias

 

Auspicia: